La biblioteca pública de la ciudad quedó seleccionada en el Programa de Mejoramiento Integral de Bibliotecas Públicas (PMI) y se encuentra entre los 36 proyectos que recibirán financiamiento por parte del programa que es una iniciativa del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, perteneciente al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El programa busca igualar oportunidades de desarrollo para las bibliotecas, apoyando a aquellas que presentan necesidades de mejoras en cuatro áreas específicas: equipamiento, infraestructura y colecciones bibliográficas.

La biblioteca municipal fue sometida a una selección basada en criterios de admisibilidad y luego una evaluación técnica; posteriormente, un jurado integrado por profesionales del área determinaron beneficiarla junto a proyectos de regiones como Arica y Parinacota, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Maule, entre otras,  siendo la de Alto Hospicio, la única en Tarapacá.

Un espacio para la comunidad

La biblioteca pública está ubicada en calle Los Nogales 3221 y bajo el Gobierno comunal del alcalde Patricio Ferreira se ha convertido en un lugar de encuentro, estudio y distracción para la familia hospiciana, ya que se realizan distintos talleres para la comunidad, además el sistema de préstamo de libros tiene gran éxito, sobre todo entre los jóvenes.

Al respecto el edil señala, “es muy importante para nosotros que los vecinos hagan suyo el espacio de la biblioteca, ya que sin duda contribuye al desarrollo humano, las personas además de hacerse más cultas leyendo, tienen una mejor comprensión de la vida y el entorno, a eso abogamos, al crecimiento pleno de los vecinos”, señaló.

“La biblioteca es un espacio abierto para todos, hace poco mandamos a hacer un mural para diferenciarla de las casas aledañas y embellecer el entorno del sector; el artista Jorge Flores Erazo fue el encargado de la linda obra”, finalizó.

La biblioteca municipal de Alto Hospicio atiende de lunes a viernes de 09:00 a 13:00 hrs y de 15:00 a 9:00 hrs, los vecinos sólo deben golpear la puerta o tocar el timbre y serán bienvenidos.