El anfiteatro de la Plaza de Armas ha sido el epicentro cultural de Alto Hospicio, gracias al Festival Folclórico Internacional “Nuestras Raíces”, instancia que se ha convertido en un clásico de la ciudad y que está en su quinta versión.

Artistas y delegaciones de Chile, Perú, Bolivia, Argentina, Colombia, Ecuador, Palestina y México, forman parte de la versión 2019 del evento, que en su primer día reunió a más de 1.700 personas en torno a las danzas típicas y tradiciones de estos países.

El alcalde Patricio Ferreira, quien junto al Cuerpo de Concejales, apoyó desde el inicio el evento, señaló la importancia de que se realicen estas actividades en la ciudad, “nuestra gente siempre está ávida a este tipo de instancias, las cuales son un punto de encuentro familiar y qué mejor que sea en torno a la cultura; dentro de nuestras posibilidades, siempre apoyaremos actividades como éstas”, señaló.

Además agregó, “el Festival ‘Nuestras raíces’ se ha convertido en uno de los eventos principales del verano, la gente lo espera con ansias y eso se nota, es notable la cantidad de público que ha estado presente en nuestra Plaza de Armas”, finalizó.

Los vecinos han disfrutado de principio a fin con las distintas presentaciones de las delegaciones internacionales, es el caso de María Arancibia, quien asistió junto a su familia, “ha estado muy bueno todo, la calidad de los participantes de verdad que llama mucho la atención, se agradece que se realicen este tipo de eventos en la ciudad”, señaló.

Mario Cisternas también acudió junto a sus hijos y sobrinos, “me encantó la presentación de todos los países que vi, esto es especial para los niños ya que aprenden de bailes y tradiciones de todo el mundo, felicitaciones a la organización y a la municipalidad”.

La cita es el anfiteatro de la Plaza de Armas, desde las 21:00 hrs. El festival es organizado por CONFONURA y auspiciado por la Municipalidad de Alto Hospicio, la cual está siempre apoyando este tipo de instancias, ya que permiten que los vecinos de la ciudad se empapen con arte y cultura, la cual permite un desarrollo pleno de la comunidad.