Ochenta y cuatro son los alumnos que conforman la primera generación de educación nocturna del Colegio Simón Bolívar y que la noche del jueves se licenció ante un gran marco de público integrado por familiares y amigos, además del alcalde Patricio Ferreira, los concejales Giovanna Trincado, Alejandro Millán, Antonio Mamani, René Cáceres y Gonzalo Prieto.

Estos alumnos, en su mayoría adultos que superan los 30 años, comenzaron este año con el proyecto de educación adulta vespertina de este colegio municipal, iniciativa del alcalde Patricio Ferreira y de un grupo de dirigentes sociales que prontamente se vio impulsada además por el Cuerpo de Concejales.

Ceremonia

La ceremonia de graduación se realizó en el patio de enseñanza media del establecimiento, el que estaba ornamentado de manera especial para licenciar a estos alumnos que marcarán un hito histórico en la educación municipal de Alto Hospicio, como la primera generación vespertina.

Tras las palabras de bienvenidas y los discursos pertinentes, comenzó el anhelado proceso donde se llamó a uno por uno de los estudiantes, que con orgullo y emoción recibieron el certificado que acreditaba su aprobación de la enseñanza media, lo que para muchos de ellos significa más que una simple aprobación de cuarto medio, ya que debieron volver a estudiar luego de muchos años de postergación de la educación por diversos motivos.

El alcalde Patricio Ferreira, precisó que “emocionante hasta las lágrimas ya que hay historias de vida tras este proceso. No es simple volver a las aulas cuando se es adulto, pero estas mujeres y hombres hospicianos logaron hacerlo y hoy se gradúan de cuarto medio. Con esto se les abre un mundo de oportunidades, tanto en lo laboral como en lo personal; este no es un ciclo que se cierra, sino el inicio de un nuevo camino con mejores oportunidades. Esperamos que ahora puedan acceder a la enseñanza técnico superior o universitaria para así seguir mejorando su vida y la de sus familias”, dijo.

Por su parte el director del Colegio Simón Bolívar, Cecil Sánchez, explicó que “son 84 alumnos que se licenciaron, de los cuales muchos además son apoderados, por eso estamos orgullosos de nuestra primera generación vespertina. Ellos demostraron sacrificio y esperanza, ya que volver a estudiar tras varios años de estar lejos de la escuela es difícil. Deseamos que les vaya de lo mejor, más ahora que les entregamos juntos a los profesores una mejor herramienta para su futuro como es terminar, junto a su esfuerzo, la enseñanza media”, dijo.

Cabe destacar que este primer año de educación vespertina en el Colegio Simón Bolívar, en el sistema dos por uno, se contó con un curso de séptimo-octavo, cuatro cursos de primero-segundo medio y tres cursos de tercero-cuarto medio, teniendo clases de lunes a viernes entre las 18.30 y las 22.40 horas. Además se contó con 9 profesores, un inspector general y 2 auxiliares de aseo.