Treinta hospicianas, en su mayoría jefas de hogar, son las que participan en el II Taller de Reciclaje que imparte la Biblioteca Pública 305 y que financia la Municipalidad de Alto Hospicio, con el objetivo de enseñar técnicas de reutilizamiento de diversas materias primas a los vecinos de la comuna.

Este taller comenzó, por segundo año consecutivo, esta semana, oportunidad donde el Alcalde Patricio Ferreira fue el encargado de dar el vamos oficial a las clases.

“Es importante tener conciencia y proteger nuestro patrimonio ambiental. Acá aprenderán a reciclar lo que otros botan contaminando nuestra ciudad. Estamos buscando alternativas, viendo una oportunidad donde hay un problema. Si fueran todos capaces de tener una conciencia ambiental, y trabajando todos en conjunto, podríamos armar un negocio aunque sea incipiente. Acá vemos muchas oportunidades, con el reciclaje no sólo tenemos conciencia ambiental, sino también que nuestros vecinos puedan emprender y así generar valor, trabajo y mucho más. Esperamos que los usuarios de Zona Franca y la misma ZOFRI, nos ayude con esto, para así adquirir máquinas y conseguir tela en vez de botarla. Quizás lo que ellas producen se pueda vender en alguna exposición en la misma Zona Franca y así mejorar sus ingresos”, destacó la máxima autoridad de Alto Hospicio.

Genoveva Cavieres, profesora a cargo de este taller, precisó que “desde el año 2017 que realizamos las clases y las usuarias están muy contentas con esta oportunidad que les brinda la Municipalidad. Ahora vamos a trabajar con jeans, reciclando esta prenda para obtener sus botones, la tela y todo lo que nos pueda servir para diseñar en costura. Para las alumnas que se han repetido el taller les ha servido para iniciar un microemprendimiento, por eso agradecemos mucho al Alcalde Patricio Ferreira quien nos apoyó desde un principio con esta iniciativa”.

Agradecimiento

Una de las alumnas de este taller es Gladys Villalobos quien agradeció la oportunidad de realizar estas clases gratuitas.

“Yo ingresé el año pasado y me ha apoyado mucho. Soy dueña de casa y he podido aportar a mi hogar, además de ayudar al medioambiente a través de reciclaje”.

En tanto, Georgina Fernández comentó que “con este taller le hacemos un aporte al mundo y somos un ejemplo de reciclaje para toda la región y por qué no decir para el país. Ocupamos el jeans que muchos vecinos, hijos y esposos dejan de lado, para así crear muchas cosas como bolsas para comprar, joyeros, etc. Agradezco al municipio por esta oportunidad de contribuir con un granito de arena a nuestro planeta”, dijo.

Por otro parte, Gladys Opazo contó que “por casualidad vine a pedir un libro para mi nieto y me encontré con que acá estaban trabajando en este taller. Me interesó inmediatamente y por eso me inscribí el año pasado, acá uno aprende, comparte y se entretiene, por eso agradezco al Alcalde Patricio Ferreira por esta oportunidad”.

Finalmente Sandra Neira, quien tiene un bebé de pocos meses, precisó que “acá todos venimos aprender y los bueno que no nos ponen problemas si venimos con nuestros hijos. Tengo un pequeño bebé al cuál no puedo dejar solo y tuve q venir con él. Acá nos incluyen a las jefas de hogar y eso es beneficioso para nosotros”, dijo.

Clases

Las clases se realizarán hasta diciembre, los lunes, miércoles y viernes de 10 a 12 horas, en la Biblioteca Municipal ubicada en calle Los Nogales #3221.

Cabe destacar que fue tan exitosa la primera versión de este taller que no existen cupos para esta oportunidad, lo que generó que se cuente con una lista de espera para la posibilidad de que se realice un tercer taller del mismo.