En una emotiva e íntima ceremonia, cinco funcionarios del CESFAM Pedro Pulgar de Alto Hospicio se despidieron tras varios años de servicios en la comuna.

La actividad de retiro voluntario, se realizó al interior del mismo centro asistencial que los albergó durante todo su vida profesional, momento en el que participó el alcalde Patricio Ferreira, el director del CESFAM Glen Lizardi y decenas de funcionarios de los distintos centros de salud municipal de Alto Hospicio.

En la oportunidad se mostró un video donde se reflejaba el trabajo de cada uno de los ahora ex funcionarios y donde se da a conocer la hermandad que tenían con cada uno de los trabajadores de las diversas unidades donde desempeñaron sus labores.

Se trata de Carlos Valenzuela Varas, quien cumplió 35 años de servicio en el Departamento de Salud Municipal de Alto Hospicio, desempeñando el cargo de administrativo en el CESFAM Pedro Pulgar Melgarejo; así como también de Guillermo Allende Torres, quien trabajó 24 años en los centros de salud local, como auxiliar de servicios menores, sereno y conductor de SAPU Pedro Pulgar Melgarejo; asimismo se despidió a Eduardo Arévalo Fuentes, quien se retira tras 11 años de servicio en el departamento de Salud Municipal, desempeñando el cargo de auxiliar de servicios menores, sereno del CESFAM Pedro Pulgar Melgarejo y CESCOSF El Boro.

Del mismo modo y de manera emotiva se despidió a Eleuterio Ramírez Fernández, quién durante 29 años estuvo al servicio de la comunidad hospiciana desempeñando el cargo de Técnico Superior en Enfermería (TENS) del SAPU Pedro Pulgar Melgarejo y a Ilusión Valdivia González, quien por 25 años fue Asistente Social, en el CESFAM Pedro Pulgar Melgarejo.

El alcalde Patricio Ferreira, a nombre de la comunidad hospiciana, entregó a estos funcionarios un galardón como muestra de aprecio por el trabajo realizado durante estos años.

“Son años de su vida dedicados a nuestra comuna, dieron lo mejor de sí para los vecinos de Alto Hospicio y hoy los estamos despidiendo con mucha emoción. Qué bueno que tengamos la opción de reconocer a estos trabajadores que entregaron parte importante de sus vidas al servicio de nuestra comuna, es un privilegio poder despedir a estos funcionarios por lo que les deseamos lo mejor para estos años que vienen ahora junto a sus familias”, indicó la máxima autoridad de Alto Hospicio.

Carlos Valenzuela, uno de los funcionarios que se acogió a retiro, precisó que “ha sido una larga trayectoria de 35 años, donde he contado con los conocimientos que me entregaron gracias al cariño y respeto de todos mis compañeros, los echaré mucho de menos ya que acá en el CESFAM somos todos unidos como una familia”, dijo.

Asimismo, Guillermo Allende, quien trabajó 24 años en la salud municipal, comentó que “me siento feliz ya que he recibido el cariño de mis compañeros. Yo partí en la posta rural, cuando esto era un rural y habían 3 mil personas viviendo en Alto Hospicio, trabajar aquí era difícil y hoy contamos con un moderno recinto para atender a nuestros vecinos”, dijo.

Finalmente, Eduardo Arévalo al momento de retirarse de su querido trabajo señaló que “para mí es emocionante este momento, nunca pensé que estarían todos los trabajadores del recinto aquí demostrándonos su cariño. Estoy feliz por esta ceremonia y muestras de cariño, fueron 11 años donde formamos una linda familia con mis compañeros de trabajo”, dijo.