El Departamento de Obras Civiles depende administrativamente de la Secretaría Comunal de Planificación (SECOPLAC) de Alto Hospicio. En este departamento trabajan dos supervisores en terreno y seis cuadrillas, que suman un total de setenta trabajadores, entre: pintores, albañiles, jornales, soldadores, carpinteros.

El trabajo del Departamento se canaliza mediante los requerimientos que hacen los pobladores, Juntas de Vecinos, o un requerimiento que levante el alcalde Patricio Ferreira, en sus habituales visitas a terreno. “Nuestro municipio atiende todas estas solicitudes a través de las providencias de que se ingresan en la Oficina de partes, tenemos entre 30 y 45 días para atender las solicitudes”, señala el alcalde Patricio Ferreira.

Así, los requerimientos comunes y frecuentes que debe atender el Departamento de Obras Civiles son, por ejemplo; soldar mallas en canchas que se rompen por los pelotazos, por el óxido o por el tiempo de permanencia; el pintado y hermoseamiento de juegos infantiles; habilitación de áreas verdes; pinturas en sedes (interior y exterior).

Respecto a estos trabajos, el alcalde Patricio Ferreira detalla, “se habilitan los espacios para el funcionamiento de los vecinos y organizaciones sociales. El mayor requerimiento es de parte de las Juntas de Vecinos, luego, algunas instituciones como jardines infantiles que dependen de nosotros, también las iglesias, el comedor solidario y también la ayuda social”.

Además señala, “mensualmente atendemos entre 15 a 20 casos mensuales lo que arroja una cifra de cerca de 200 arreglos al año. Los gastos incurridos el 2017 fueron cerca de 250 millones de pesos, hasta el primer trimestre de este año llevamos 60 millones por lo que se proyecta una inversión similar” puntualizó.