Centenares de familias hospicianas pudieron disfrutar de la versión número 14 del torneo que reúne a alumnos de distintos colegios de la ciudad, además de invitados especiales del norte del país, como fue el caso este año del Colegio Don Bosco de Calama.

El estadio municipal de Alto Hospicio fue el punto de encuentro para los fanáticos de los tambores, clarinetes y bombos, los cuales se dieron cita en el lugar para alentar a sus equipos favoritos, los cuales estaban conformados por estudiantes de enseñanza básica y media.

La jornada se desarrolló de gran forma, destacando el ánimo con que las distintas barras alentaban a los alumnos que al ritmo de redobles y con impecables presentaciones, cautivaron al jurado conformado por conocedores de la disciplina, de larga trayectoria.

La actividad es organizada año a año por la Municipalidad de Alto Hospicio, siendo ya una tradición en la ciudad, llegando este año a la versión número 14, al respecto el alcalde Patricio Ferreira dijo, “para nosotros es un orgullo que los niños de la ciudad y del norte participen en este campeonato, el cual sirve como punto de reunión de la familia y los niños pueden mostrar toda su destreza; aprovecho de felicitar a los ganadores”, señaló.

Los resultados del torneo fueron; en la categoría de enseñanza básica, el primer lugar fue para el Colegio San Antonio de Matilla y el segundo lugar se quedó en manos del Colegio Monte Sion. En la categoría de enseñanza media, el ganadora fue el Liceo Sagrado Corazón de Jesús, el segundo puesto para el Liceo Los Cóndores, en el tercer lugar se ubicó el Liceo Bicentenario Juan Pablo II y el cuarto lugar fue para el Colegio Don Bosco de Calama.