Bordeando las mil personas, la gala de baile se realizó en el anfiteatro de Plaza de Armas, lugar hasta donde llegaron, junto a sus familias, los jóvenes hospicianos participantes de los talleres municipales de la disciplina.

Más de 160 bailarines locales fueron los protagonistas de esta actividad organizada por el municipio y que ponía un broche de oro a los tres talleres de K-Pop que se desarrollaron durante el año en el Centro cultural de la ciudad.

Cabe mencionar que por segundo año consecutivo se lleva a cabo esta iniciativa del Departamento de Cultura, Turismo y Patrimonio de la Municipalidad de Alto Hospicio, que busca ser un punto de encuentro para los jóvenes de la ciudad, fomentando el trabajo en equipo, el compromiso, la disciplina, además del desarrollo personal a través del baile.

El alcalde Patricio Ferreira, quien ha impulsado desde el primer día estos talleres,  se manifestó muy contento por la respuesta de los participantes, “estamos atentos a las tendencias que siguen los jóvenes hospicianos, sus gustos e intereses, por eso comenzamos a fomentar estos talleres desde el año 2018 y la respuesta ha sido increíble, todos comprometidos con el baile, con aprender y ser parte de esta historia cultural que estamos escribiendo junto a la comunidad, estamos felices con los resultados”, señaló.

“Nuestra ciudad tiene una gran cantidad de jóvenes entre sus habitantes, por lo tanto la implementación de parte de nuestras políticas públicas, están enfocadas en ellos, como por ejemplo la cultura y el deporte; queremos que se sientan orgullosos de vivir acá, que en la ciudad tengan entretención y aprendizaje, pero sobre todo que puedan desarrollar todas sus capacidades”, finalizó.

La gala en Plaza de Armas congregó a jóvenes de toda la ciudad, quienes llenaron el hemiciclo cantando y bailando al ritmo del K-Pop, música popular oriental que los participantes aprendieron en los 3 talleres municipales que se impartieron durante el año 2019 y que se retomarán este 2020.