En una ceremonia virtual, presidida por el alcalde de Alto Hospicio, Patricio Ferreira, se entregó telemáticamente, debido a las medidas sanitarias ante la pandemia del Covid-19, la renovada Sede Social, Junta de Vecinos Narval. Además se contó con la asistencia de Yorka Briceño Cortés, presidenta de la junta vecinal reconstruida, quien además recibió simbólicamente las llaves del espacio y agradeció las gestiones del alcalde, funcionarios municipales y trabajadores que llevaron a cabo las obras. 

Por su parte, el edil de la ciudad, destacó la importancia de la culminación de las obras, las cuales se financiaron a partir de un proyecto FRIL (Fondo Regional de Iniciativa Local). Así como también el aporte que genera este tipo de espacios a la comunidad, los cuales constantemente son usados para distintas actividades, por vecinos y agrupaciones de cada sector.