Como ya es costumbre en temporada estival, el municipio de Alto Hospicio genera distintas instancias de esparcimiento para los vecinos, las cuales incluyen eventos gratuitos al aire libre, clases de índole deportiva y cultural, además de  actividades en las piscinas municipales.

Es por esto que durante este verano se están realizando talleres de natación para niños y jóvenes, además de hidrogimnasia para los vecinos de la ciudad, en las piscinas ubicadas en el sector de la Pampa y El Boro. Esta última ha servido para que los miembros de la comunidad, especialmente los adultos mayores, tengan un momento de relajación y distensión haciendo ejercicio bajo esta técnica acuática, que ayuda considerablemente a fortalecer el cuerpo.

El alcalde Patricio Ferreira destacó la gran participación de los vecinos en estas actividades municipales, señalando que han sido puestas en práctica pensando en la comunidad, “nos llena de alegría ver a tantos vecinos participar de las instancias que hemos generado en las piscinas municipales con que cuenta nuestra ciudad, queremos que en Alto Hospicio se viva el verano de la mejor manera”, aseguró.

Además el edil destacó el trabajo que ha realizo el personal municipal preparando eventos en esta temporada estival, “hemos pensando un verano muy entretenido para todos, queremos que pasemos un gran momento en nuestro querido Alto Hospicio, en familia; que los vecinos que no han podido salir de vacaciones, aprovechen todas las actividades gratuitas que tenemos para ellos”, finalizó.

En las clases de natación son más de 200 niños los que participan de martes a viernes y que han encontrado en esta iniciativa impulsada por el alcalde Patricio Ferreira, un gran momento para pasar el verano en la ciudad, capeando el calor y haciendo nuevos amigos.

Las clases de natación para niños y jóvenes cuentan con tres categorías, según el nivel de la técnica del alumno, dividiéndose en nivel de iniciación, intermedio y avanzado. Esto ha permitido que cada participante tenga los tiempos de aprendizaje acorde a sus capacidades, como una medida de velar por su bienestar y seguridad dentro del taller.