La entrega de equipos computacionales portátiles que se entregaron durante dos días en el Centro Cultural de Alto Hospicio, además de ser valorados por el alcalde Patricio Ferreira, por la importancia que significa para el aprendizaje de los estudiantes de familias vulnerables de la ciudad, en tiempos de pandemia, en que las clases se están entregando vía online, dejaron muy contentos a apoderados que retiraron el beneficio, el cual consideraron fundamental para que no se atrasen sus hijos en sus estudios.

Elizabeth Ayavire se mostró feliz por la donación del notebook para su hija, ya que igual como ella, dijo que hay muchas familias que no tienen los recursos para  comprar un equipo de esas características que ayudarán a los menores a hacer sus tareas.

“El celular que tenemos en la casa no tiene señal muy buena y cada vez que mi hija se conectaba para sus clases online, tenía interrupciones y se dificultaba su aprendizaje. Ahora con este moderno equipo todo será más fácil para ella, y ya no se atrasará en los contenidos y materias que le entregan sus profesoras”, aseguró.

Por su parte, Cristina Cuesta apoderada de dos niños, dijo que estos equipos computacionales son un aporte súper necesario para que los niños y niñas estudien hoy día, más con las clases online.  

“Estamos muy contentas por las familias que carecen de los medios económicos y no estaban en condiciones de comprarle una computadora para sus hijos.  Hoy todo será diferente, gracias al aporte del gobierno. Además, este beneficio es mérito de los propios alumnos que han cumplido exitosamente sus estudios, con buenas notas y una excelente asistencia”, subrayó.

En tanto, Mauricio Cruz, apoderado del colegio Monte Carmelo, estaba feliz por la computadora portátil para su hijo. Asimismo, destacó el servicio eficiente, las medidas y protocolos sanitarios adoptados en el lugar, con toma de temperaturas, alcohol gel, distanciamiento físico y sin aglomeración de gente.

“Nos convocaron a una determinada hora para ser atendidos en los 15 módulos habilitados en el lugar, donde el servicio fue rápido y expedito, nos entregaron todas las indicaciones para hacer buen uso de los aparatos que serán utilizados por nuestros hijos”, aseguró.

Reiteró que esta donación de computadoras ayudará a la educación de hijos de muchas familias que no tenían este tipo de aparato tecnológico, incluso hay algunas con muchos niños y no todas cuentan con un equipo para estudiar, por lo que la enseñanza de los menores mejorará considerablemente, sobre todo, ahora que las clases se entregan también por vía de internet.

Se recuerda que más de mil estudiantes vulnerables de 7º año básico de establecimientos educacionales municipalizados y particulares subvencionados de Alto Hospicio recibieron equipos de computación portátil con accesorios tecnológicos y programas educativos, de parte de la Junta Nacional de Educación y Becas (JUNAEB) y el Ministerio de Educación (MINEDUC).